Delicioso queso frito: la auténtica receta de Albacete

Delicioso queso frito: la auténtica receta de Albacete

¡Hola lectores de Vive Albacete! Hoy les traigo una deliciosa receta típica de nuestra ciudad: queso frito. Si aún no has probado este platillo tan tradicional, te aseguro que después de leer este artículo no podrás resistirte a prepararlo en casa. ¡Así que ponte el delantal y vamos a cocinar!

¿Qué es el queso frito?

El queso frito es una receta típica de la cocina manchega, en concreto de la provincia de Albacete. Consiste en una deliciosa combinación de queso y pan rallado, que al ser frito en aceite de oliva, adquiere una textura crujiente por fuera y cremosa por dentro. Es un plato muy sencillo de preparar y perfecto para compartir en familia o con amigos.

Ingredientes para preparar queso frito

– 1 queso manchego curado
– 2 huevos
– Pan rallado
– Aceite de oliva
– Sal

Preparación del queso frito

1. En primer lugar, cortamos el queso en rodajas de aproximadamente 1 cm de grosor.

2. En un plato, batimos los huevos con una pizca de sal.

3. En otro plato, ponemos el pan rallado.

4. Pasamos cada rodaja de queso por el huevo batido y luego por el pan rallado, asegurándonos de que quede bien cubierta por ambos lados.

5. En una sartén, calentamos aceite de oliva a fuego medio-alto.

6. Cuando el aceite esté caliente, añadimos las rodajas de queso y las freímos hasta que estén doradas por ambos lados.

7. Una vez listas, las retiramos del aceite y las colocamos en papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

¡Y listo! Ya tenemos nuestro delicioso queso frito para disfrutar.

Consejos para preparar un queso frito perfecto

– Utiliza un queso manchego curado de buena calidad para que el resultado sea aún más delicioso.
– Asegúrate de que el aceite esté bien caliente antes de añadir las rodajas de queso, así se cocinarán de manera uniforme y no absorberán tanto aceite.
– Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes añadir un poco de ajo en polvo al pan rallado antes de empanar el queso.
– Si prefieres una versión más ligera, también puedes hornear el queso en lugar de freírlo. Simplemente coloca las rodajas de queso en una bandeja para horno con papel de hornear y hornéalas a 200ºC durante unos 10-15 minutos, hasta que estén doradas.

¡Otras formas de disfrutar el queso frito!

El queso frito es delicioso por sí solo, pero también puedes acompañarlo con diferentes ingredientes para darle un toque aún más especial. Algunas opciones son:

– Mermelada de tomate: la combinación de lo salado del queso con lo dulce de la mermelada es simplemente irresistible.
– Jamón serrano: coloca una loncha de jamón serrano encima del queso frito y disfruta de una explosión de sabores en cada bocado.
– Tomate y aceite de oliva: si prefieres algo más ligero, puedes servir el queso frito con una ensalada de tomate y un chorrito de aceite de oliva.

¡Comparte tu experiencia con nosotros!

Ahora que ya sabes cómo preparar un delicioso queso frito al estilo albaceteño, te animamos a que lo pruebes y nos cuentes qué te ha parecido. ¿Te ha gustado la receta? ¿Has hecho alguna variación? ¡Déjanos tu comentario y comparte tu experiencia con nosotros! ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *